Areia, primera cita de 2012

Ayer tuve mi primera sesión de 2012 en Areia. Año nuevo… miro hacia atrás y me doy cuenta de que ya son muchos años ligados a este local de la calle Hortaleza. Aunque el sonido no es su fuerte, es un lugar muy especial porque tengo total libertad y me hacen sentir como en casa y eso es algo muy importante. En 2012 cumplo 15 años tras los platos y me pregunto ¿me gustaría pinchar más? Desde luego, pero ni yo ni la noche madrileña están para muchas más oportunidades. Siempre nos quedará Areia.