Agua Dj

Agua Dj es un proyecto de música horizontal que se disfruta desde hace 7 años en M-80 radio y que ahora publican el tercer volumen de la serie “Sonidos en Agua”. Relacionados desde hace más de quince años con proyectos musicales: radio, televisión, prensa, sellos discográficos, disc-jockeys o producción de eventos. Hanrik Ibsen dijo una vez que “la belleza es un acuerdo entre el contenido y la forma”. Dos partes de un todo que manejan a la perfección en todo lo que hacen.
Agua Dj

Agua Dj

¿Por qué siendo dos personas os fundís en un todo llamado Agua DJ?
Somos dos personas que hacemos muchas cosas como personas, pero que a la hora de hacer o comunicar algo con la música siempre vamos al concepto. No partimos de que porque hagamos nosotros un programa sea la bomba, porque para que ese programa sea la bomba nos tiene que trascender a nosotros, que tenga su propio mundo y que nosotros lo alimentemos. En el programa de Agua no es importante lo que nosotros hablemos, la radio es sonido. Está la actitud de “soy el más guay son las diez y media y este disco es la bomba”. Pero si directamente lo realizas con unos efectos y metes la canción la persona que lo esté escuchando ya sabe que es la bomba o que no lo es de acuerdo a lo que le parezca a él. Todo lo demás es justificar y por eso nos escondemos detrás. Cuando la música electrónica llegó a nuestra forma de hacer radio lo que pasó es que nos fuimos al anonimato, sin pensarlo. Cuando nosotros empezamos con todo esto era el momento antes de que todo explotara, y el momento antes de que la gente lo entendiera, entonces pensamos que era más normal atraer por el formato y que luego quisieras enterarte, que directamente dar información si no ibas a entender nada. Es más fácil llegar por una sensación que luego quieras conocer que llegar por un conocimiento que puede despistar y decir “¿de qué están hablando?”.

¿Cómo se plantea un programa de radio con una música tan minoritaria a una emisora como M-80?
No creo que la música sea minoritaria. Lo que es minoritario es el nivel de comunicación que tiene la música. Estoy totalmente convencido que lo que la gente escucha no es comercial, es basura. Basura que te crees que te gusta pero realmente no es así porque te lo han repetido tantas veces que pasa a formar parte de tu vida. Os habrá ocurrido que de repente escuchando la MTV durante mucho tiempo te das cuenta de que hay un indicativo o una cortinilla o una música que se te pega y de un día te giras y dices “a mí esto no me gusta”, pero lo has oído tantas veces que pasa a formar parte de ti. La mayoría de la gente se mueve en estos esquemas. Nosotros creemos que lo nuestro es comercial en el sentido que es una sensación normal para la gente más allá de que se pueda vender. Una persona normal fuera de connotaciones escucha música simplemente como un sentido más le llega y lo percibe. Lo que pasa es que los medios de comunicación no están por ahí. Todo el tema de música maquineo no es comercial, realmente es una atrocidad, hay cosas más comerciales dentro de lo que nosotros escuchamos, que pueden llegar mejor a la gente. Luego están las esquinas, las aristas, donde está lo más arriesgado y nunca llegamos ahí, lo conocemos pero no es lo que más nos apetece. No se trata sólo de música sino de cómo comunicarla, con las mismas canciones puedes llegar o no a la gente de acuerdo a cómo atravieses ese puente que hay entre ti y la gente. Nosotros no hacemos cosas para nosotros, sino haríamos solo CD, aunque realmente si es para nosotros (risas), hay un punto de atraer a la gente que podamos.

Pero gracias a la existencia de la “basura” se puede diferenciar como no “basura” el resto.
No creo que sea bueno que exista la basura. ¿Por qué en el mundo hay distintas clases sociales, por qué hay distintos pensamientos, por qué hay gente que no se entera y gente que cree que se entera? Simplemente porque estamos influidos por distintas cosas. Si la música como sensación se supiera utilizar y nos ayudara a vivir que es lo que nos sucede a nosotros que estamos viviendo en esto, todo el mundo sería igual. A mí no me importa que en vez de 100 undergrounds hubiera 100.000 undergrounds, sería mucho mejor, habría más underground. Es muy fácil ser independiente en los Estados Unidos, en Inglaterra o Alemania donde hay un mercado increíble y donde la música independiente es una multinacional, pero lo difícil es serlo en España porque duras 3 o 4 años. Convive con ello toda tu vida, se puede pero es más difícil. Al final es tu actitud la que no te deja hacer otra cosa y acabas llegando a los sitios porque lo vas buscando, te puede costar más o menos, pero llegará un momento que si es lo que tienes que hacer lo vas a conseguir. Nosotros estamos cumpliendo sueños con la parte dura de realidad que tiene.

En estos 7 años de programa ¿cómo ha evolucionado la música horizontal?
Ahora mismo la música está en un punto increíble, donde la belleza es belleza triturada, donde las sensaciones siguen siendo las mismas pero más complejas, y dónde conviven todos los elementos. Antes parecía que la música electrónica no podía coger elementos de otros estilos, ahora esa deglución o asimilación de todas las influencias, reactivarlas y ponerlas de otra forma con tu toque personal y característico ha llevado a la música al momento en el que está. Nunca ha habido tanta música ni tan buena y nosotros en el programa lo notamos, va cambiando el sonido. El tercer volumen de Sonidos en Agua es una muestra de por donde va lo que escuchamos, y por donde va el mundo horizontal.

¿Qué sabeis de vuestros oyentes?
Sabemos muy poco. Lo que nos envían de vez en cuando. Lo que si sabemos es que son amigos nuestros. No hacemos el programa para gente que no conocemos sino que lo hacemos para nosotros y nuestro entorno y buscamos esa calidez. Al final se trata de estar en un sitio virtual rodeado de gente que te gusta o de gente con la que compartes un gusto y la radio es una forma de eso. Otra forma es hacer amigos en un bar, o la gente con la que te relacionas todos los días. Sin saber quien está sabemos que está, y es una relación muy satisfactoria.

¿A que se refieren cuando dicen que cuando llego la explosión del “chill out” vosotros ya estabais en otra parte?
Estábamos en el “chill out” al principio. Como término comercial no es lo que hacemos. El “chill out” es una actitud después del baile y ahí es donde nosotros empezamos a conocerla. No la conocimos estudiando un libro ni porque nos lo contó nadie en la televisión. Fue una situación horizontal después de una situación muy vertical. Venía mucha gente por nuestra casa, poníamos música, la gente estaba acostada se levantaban y cambiaban el disco. Era una situación entre brumas, humos, y cosas de estas. Con el paso del tiempo los momentos horizontales no son sólo después del baile, sino que realmente los necesitamos. A veces vienen naturalmente y otras vas a buscarlos, los provocas, quiero estar tranquilo, lucidez, calma, sensación de cosas bonitas, estar rodeado de cosas agradables. ¿Somos “chill out”? Para Clubbingspain si, pero dentro del mundo no.

¿Cómo se lucha ante la afirmación de que la música horizontal es una música de fondo?
En el último disco se ve claramente que no es una música de fondo. Es música que tiene más riqueza que nunca y los campos están abiertos. En el disco puedes encontrar a RJD2 que es un hombre que viene del hip-hop pero que tiene unas miras bastante más amplias. Al mismo tiempo tienes jazz, soul, folk, pop, minimalismo, hay de todo. Está clarísimo que escuchando el nuevo disco de Agua una canción detrás de la otra la reconoces como algo distinto.

¿Va a llegar un 4º volumen de Sonidos en Agua o hay nuevos caminos?
Claro que vamos a continuar, a por el cuarto, el quinto, el sexto… A no ser que se seque el caudal y todo el mundo deje de hacer música cosa que veo imposible, nosotros estamos incrustados en esta sensación y es imprescindible vivir en sentido de horizontalidad hay proyectos para seguir en esta postura. Agua es una parte muy importante de nuestra vida, no queremos que se pudra ni prostituirla y tampoco hay prisa por nada.

Si tuvieran que elegir una de las facetas que desarrollan (Dj, productor, radio) ¿con cuál te quedarías? Elegid una.
Imposible. Todo te produce frescura, si te quedas haciendo sólo una cosa lo que nos pasa es que nos quedamos torpes. El moverte en distintos campos te hace estar más fresco. Todo es complementario. Muchas veces necesitas hacer una cosa y como no la sepas hacer tú mismo nunca vas a llegar. Ha sido una evolución lógica. Los discos son otro mundo, no sólo es las canciones que te gustan, sino que quieres contar en un disco, que argumento quieres seguir y cuales son las canciones que te ayudan a conseguirlo.

Entrevista publicada originalmente en Clubbingspain.com