The Mad Video, algo más que vídeos

Con Rubén (@agileando), amigo y CTO de Antevenio, de vez en cuando cogemos las bicis y nos damos un paseo. Durante estos esporádicos momentos hablamos de nuestros proyectos, de cómo vamos a cambiar el mundo… En una de estas excursiones me habló de un proyecto; resumiendo mucho, estaba trabajando en una plataforma para poder crear vídeos interactivos en los que poder introducir información. No puedo negar que me gustó de la idea y que había futuro en un campo en el que casi no se han producido innovaciones, por mucho que detrás de Youtube esté el todo poderoso Google, poco se ha hecho por avanzar en los formatos audiovisuales.

Ahí quedó la cosa. El pasado 14 de diciembre, como viene siendo costumbre asistí a Hacks & Hackers para hacer las fotos del evento. Uno de los ponentes era Iñaki Arredondo (@inakiarredondo) que presentó The Mad Video Inc, un software que facilita la creación de vídeos online interactivos que permiten ofrecer al usuario, dentro del propio vídeo, información sobre las personas, objetos y/o lugares que aparecen en el mismo.

¡Era el mismo proyecto que estaba preparando Rubén!

Bueno, The Mad Video llevaba mucha ventaja y presentaban un proyecto acabado y funcionando. La vida es así de perra.

¿Cómo funciona?

Es realmente sencillo. Copiamos la URL de un vídeo que esté alojado en Youtube y automáticamente se carga el vídeo en el The Mad Video Studio desde donde podremos colocar los tags. El timeline se divide en escenas para facilitar la lógica de los tags que vamos a colocar, tarea que también podemos hacer manualmente. Y listo, ahora tenemos un código que podemos embeber en nuestro blog o web o que podemos compartir en Facebook.

The Mad Video

¿Para qué sirve?

No es nuevo decir que los formatos publicitarios en Internet vía display tienen unos resultados bastante pobres y que son muy invasivos. Los medios digitales son cada vez más audiovisuales y las imágenes y los vídeos van ganando terreno e importancia; la tecnología lo facilita y las conexiones de hoy en día nos permiten disponer de mayor calidad en este tipo de contenidos.

Una buena forma es colocar información o publicidad en los vídeos. Un vídeo que yo he elegido visualizar y que puede ser positivo que me aporte más información.

Por ejemplo, un vídeo de cocina:
- ¿dónde puedo comprar ese ingrediente que utilizan?
- esas cazuelas tiene muy buena pinta ¿dónde las compro?
- y ese utensilio tan raro… ¿qué es?

O un vídeo de moda:
- ¿dónde puedo conseguir la falda de la modelo?
- ¿y la blusa?

Se me ocurren multitud de ejemplos; viajes, restaurantes, fotografía, deportes, música…

Conclusión

Un proyecto español en Silicon Valley (todavía está en fase beta recopilando financiación que ayuden a asentar el proyecto) que puede revolucionar la forma en la que conocemos los vídeos y cómo se relacionan éstos con los formatos publicitarios. El Corte Inglés, el canal de televisión AXN o el Museo Del Prado ya están utilizando su tecnología, no es un mal comienzo.

Sigma 24-70 f2.8 IF EX DG HSM

Un poco de historia…

La búsqueda de un 24-70mm empezó al poco de adquirir de segunda mano una flamante Nikon D700 con una gran historia a sus espaldas. En un primer momento fui tirando con un Nikkor 35-70mm f2.8 que desenfocaba en las esquinas de manera bastante acusada, con lo que la decisión de compra de un 24-70 se hacía inevitable.

El primer candidato que todos nos planteamos es el Nikkor 24-70 mm f2.8 G ED AF-S. Hay millones de enlaces en Internet hablando sobre él, así que no tengo nada que aportar, pero había dos puntos que hacían poco probable que acabara con la D700; un tamaño desproporcionado y sin duda, el precio. Es complicado ver que baje de los 1.500 euros. Así que estaba descartado.

Los dos candidatos que quedaban era el Tamron SP 24-70mm f2.8 Di VC USD y el Sigma 24-70 f2.8 IF EX DG HSM. A Tamron no le tenía mucho cariño después de que un 17-50 f2.8 de la marca montado en una Nikon D200 cogiera, con el tiempo, una holgura bastante molesta, y que me parece que abusan mucho del plástico en su construcción.

Después de los descartes y muchas horas en foros de fotografía la decisión parecía tomada. El objetivo sería un Sigma 24-70 f2.8. Pero aun había que tomar otra decisión. Había un modelo sin HSM y uno más moderno (y más caro) con HSM. Más horas de foros y análisis me hicieron decantarme por el modelo con HSM, tenía algunas mejoras en la óptica y un enfoque más rápido denominado HSM (Hyper-Sonic Motor).

Empecé con la búsqueda. Fotocasión se pasaba de los 1.000€, en eBay no había nada que mereciera la pena, y en Andorra la cosa no estaba mucho mejor. Parece que el Sigma tendría que esperar. Cada semana hacía una batida para revisar precios, y en una de esas se me ocurrió mirar en Amazon. Lo encontré. Tenían dos unidades en 700€, una rebaja considerable para lo que había estado viendo. Así que el 15 de agosto me hice con un Sigma 24-70 f2.8 IF EX DG HSM.

Si has llegado hasta aquí y ahora esperas encontrar un detallado análisis con curvas MTF, y demás historias, te pido disculpas. Lo que viene a continuación es un análisis poco técnico y muy subjetivo.

Sigma 24-70 hsm nikon

Sigma 24-70 hsm nikon

Análisis

En las manos es un objetivo muy compacto, y montado en la cámara hace sentir sus 790 gramos de peso. No es un objetivo discreto, su filtro de 82mm hace que llame la atención, filtro que por cierto es el más grande del mercado y bastante caro. Viene dotado de un parasol de pétalos correcto, las nuevas tapas de doble pestaña y la clásica bolsa de transporte de los objetivos “EX” de Sigma.

Al principio me preocupó la dureza del anillo del zoom, había que moverlo con ganas. Después de unos meses de uso se ha normalizado y tiene un tacto bastante agradable. Hay que tener en cuenta que su construcción no es precisamente sencilla y que al girar el anillo del zoom tenemos que mover 14 elementos en 12 grupos que contiene el objetivo en su interior.

El sistema de enfoque es muy rápido, pero me ha costado acostumbrarme a su funcionamiento. Del primer trabajo que hice con el Sigma volví con un alarmante número de fotos desenfocadas. Acostumbrado a objetivos más rudimentarios, el Sigma requiere cierto entrenamiento porque la rapidez con la que se mueve por los puntos de enfoque puede causar algún disgusto. Nada que no se pueda arreglar con un poco de práctica y ajustando los parámetros de enfoque de la cámara.

Sin duda, si hay un aspecto a destacar de este objetivo es su nitidez. Es excelente y marca la diferencia. Podéis ver en las fotos de muestra cómo se comporta. De la misma forma, aguanta muy bien la luz directa y los contrastes y los colores están muy bien resueltos.

No todo es bueno en el Sigma. El viñeteo es muy visible en los dos extremos focales, 24 y 70 mm, y en todas las aberturas. Algunos lo verán como algo bueno porque el viñeteo está de moda y con el Sigma viene de serie, no te tienes que molestar en añadirlo posteriormente en el Lightroom. Pero para los que se quieran librar del viñeteo se corrige fácilmente en LR.

En cuanto a las aberraciones cromáticas no he encontrado nada reseñable, ningún halo ni en los contras más complicados han aparecido, lo que es una buena noticia.

En resumen

Para los que quieran salirse de la dictadura de precios de Nikon, que está llegando a niveles bastante llamativos, el Sigma 24-70 f2.8 IF EX DG HSM es una opción que está a la altura, incluso en algunos aspectos supera a las opciones que propone la competencia.

Solo queda ver si el paso del tiempo y el uso intensivo hacen que siga mereciendo todos estos elogios.

Pros

  • Resolución y contraste en todo el rango focal excelente.
  • Precio de compra.
  • Construcción, ajustes y accesorios de serie muy buenos.
  • Enfoque en todo el rango focal.

Contras

  • Filtro de 82 mm.
  • Viñeteo alto.

Imágenes de muestra

 

 

 

 

Cómo conseguir más clics en Twitter

Una cosa que debería preocuparte a la hora de analizar si tu estrategía en Twitter está funcionando, ya sea a nivel personal, como blogger o como parte de una estrategia de márketing para una empresa, es saber cuántas visitas están consiguiendo los tweets que estás publicando.

La fórmula para medir el éxito sería el resultante de calcula rel número de clics que ha obtenido un enlace que has publicado en un tweet con el número de followers que tiene la cuenta en Twitter, con esto obtenemos el CTR (Click-through Rate).

Número de clics / Número de Followers = CTR

Haz tus propios tests

Teniedo presente la fórmula, es sencillo que puedas empezar a analizar tu CTR y sacar conclusiones sobre las horas, días, temáticas, estructura del tweet, hashtags que te están funcionando mejor para optimizar tu presencia en Twitter. Haz una tabla sencilla en Excel y durante un mes anota todos los datos (día y hora del tweet, los followers que tenías en ese momento y todos los datos que creas que son relevantes para tu estudio) y pasado ese mes podrás sacar conclusiones y mejorar tus tweets.

Como ejemplo del análisis que se puede llegar a realizar para optimizar tus tweets y conseguir mejores resultados es la infografía que os muestro a continuación confeccionada por Dan Zarrella.

 

Cómo conseguir más visitas en Twitter. Infografía

Cómo conseguir más visitas en Twitter. Infografía

 

Flickr necesita renovarse

En Internet vemos cómo los procesos se aceleran cada vez más. Un servicio nace, llega al éxito y muere en menos de cinco años, algo que en otros medios puede tardar en suceder veinte o treinta años.

Flickr

Flickr

Flickr es una plataforma social de fotografía que ha vivido años de esplendor, pero que actualmente está en un punto muerto. Las causas a las que podemos echar la culpa del callejón en el que se ha metido Flickr son las siguientes:

  • Ser el primero te da ventaja. Hace 4 años los fotógrafos solo teníamos Flickr (que nadie me nombre a Picassa o Fotolog, que por cierto pertenecen a Google) pero actualmente hay muchas otras opciones. Para los más amateur que solo quieren compartir fotos existe Instagram (que está arrasando), Facebook o Twitter. Ese fotógrafo amateur ha desaparecido de Flickr. Los fotógrafos más avanzados han descubierto nuevas plataformas como 500px o Google+ que han incorporado nuevas funcionalidades, como la posibilidad de hacer un portfolio en 500px o galería mucho más avanzadas en Google+ que están haciendo mucho daño a Flickr.
  • La capa social. Desde el principio este ha sido uno de los grandes males de Flickr, las opciones de comunidad estaban muy bien diseñadas, pero si querías compartir tus fotos en Facebook, Twitter o cualquier otro sitio lo tenías complicado. Poco a poco han ido implementando estas opciones, pero la capa social de Flickr está muy mal integrada. Cualquiera de los servicios anteriormente mencionados te lo ponen muy sencillo para que puedas viralizar tu foto por todas las plataformas.
  • Pertenecer a Yahoo. El desarrollo de Flickr está parado y la culpable es Yahoo, una empresa que también tiene un futuro incierto, que está dejando pasar la oportunidad de plantar cara a la competencia con un servicio de fotografía mucho más social, con una aplicación para smartphones más amigable. Los usuarios los tenían, quizá ya sea tarde.

Hace tiempo que esperábamos un anuncio de Flickr, que nos contara cuáles eran sus planes de futuro. El pasado jueves Flickr por fin habló. Nos avisó de cambios en sus tarifas para las cuentas Pro, un nuevo plan trimestral de pago, se mantiene el precio para el plan anual (24,95 dólares, unos 19 euros al cambio), rebaja en el precio de la suscripción de dos años, y la renovación automática de las cuentas. ¿Y el resto?

SoundCloud o Mixcloud ¿cuál elegir?

Lo más lejos que llegaban mis sesiones de música electrónica a finales de los 90 eran a amigos y conocidos en cintas TDK. Después, con MySpace llegó la forma de relacionarnos, conocer a gente con gustos similares, descubrir nuevos sonidos, nuevos productores y lo más importante, podíamos dar visibilidad a nuestro trabajo.

MySpace ya suena a “viejuno”, una red social malograda que agoniza y que ya nadie utiliza. Dos alternativas han aparecido en los últimos años en las que poder publicar nuestros mixes y producciones, SoundCloud y Mixcloud. ¡Música en la nube!

SoundCloud

SoundCloud

SoundCloud

Creada por el productor de sonido Alex Ljung y el artista Eric Wahlforss en agosto de 2007 en Berlín, es una plataforma social para escuchar y compartir música que tiene en la sencillez de su funcionamiento su mayor baza para haber conseguido la semana pasada la cifra de 10 millones de usuarios.

A favor
  • Un reproductor muy potente que permite a los usuarios dejar comentarios en la propia onda de sonido que forma la música.
  • 100% social. Nos permite viralizar con sencillez nuestra música en las Redes Sociales.
  • Integracción de apps. Tiene una potente API que ha favorecido la creación de más de 100 apps asociadas.
  • Móvil. Aplicaciones para iPhone y iPad que están a la altura de la plataforma web.
En contra
  • Caro. La versión gratuita solo da para alojar 120 minutos (con un mix ya te has “comido” la cuenta free) y el resto de planes son demasiado caros para el poco espacio que permite publicar.
  • Problemas de Copyright. Algo que tenía que pasar tarde o temprano tal y como se están poniendo las cosas… SoundCloud retira aquellas canciones que están bajo la cobertura del Copyright.

Mixcloud

Mixcloud

Mixcloud

Más reciente que su rival, la primera beta apareció en marzo de 2009, y al igual que su competidor, es una plataforma social que nos permite escuchar y compartir música, pero más enfocada desde su creación a Djs y productores radiofónicos.

A favor
  • Producto de nicho muy enfocado a la música electrónica. El usuario sabe que va a encontrar lo que busca.
  • Gratis. No hay planes de precios, todas las cuentas son iguales y puedes publicar música de forma ilimitada.
  • 100% social. Facilidad para publicar en Redes Sociales.
En contra
  • El reproductor. Es horrible, en este aspecto el reprodcutor de SoundCloud está a años luz.
  • Menos usable y agradable de utilizar que SoundCloud.
  • La aplicación para iPhone es bastante floja.

Conclusión

Como dj y melómano me declaro fan absoluto de estos dos servicios de música en la nube. SoundCloud es más agradable para usar, la aplicación de iPhone es una delicia, cómo se embebe el reproductor en webs y blogs es genial, pero el precio es de locos. Su política de precios excluye y le regala usuarios a Mixcloud, que ven en esta plataforma una alternartiva “todo gratis” y que, no es tan bonita, pero que al final sirve para lo que queremos, escuchar y publicar música.

¿Cuál te gusta más, Soundcloud o Mixcloud?