Deep, un club en el recuerdo

Recibí el encargo de la revista Go Mag de escribir un artículo sobre Deep. Aquello fue a finales de 2005, y he decidido rescatar del archivo aquel texto porque fue un club del que tengo grandes recuerdos, sobre todo de la etapa de finales de los 90 cuando estaba en el Mercado Puerta de Toledo.

Pensar en Deep supone, por ejemplo, pensar en el reflejo de buena parte de la escena de música electrónica a nivel internacional y nacional, y que fue creado por y para escuchar música electrónica. Un club cuya imagen ha estado asociada desde el primer momento a las grandes estrellas de la escena musical electrónica. Estos elementos dan como resultado a un club pionero que hace sentir la música desde hace nueve años.

La historia se remonta al año 1996. Por aquel entonces Deep era sólo una idea que se turnaba entre los veranos en Oh! Marbella y fiestas en Madrid. No fue hasta el año 1998 cuando Deep se ratificó como una apuesta seria con el éxito inesperado de una fiesta. Fue Laurent Garnier, en enero de aquel año en la sala Macumba de Madrid. Los dueños de la sala y el público quedaron muy satisfechos con lo vivido esa mágica noche. Las fiestas de Deep continuaron durante aquel año 98, pero aquella idea inicial ya había crecido y había tomado forma. En mayo Funk D’Void actuó en una nueva fiesta en Macumba y con el verano llegó la consagración. Por tercer año Deep visitó Marbella, con un cartel de excepción que auguraba que lo mejor estaba por llegar. Por la cabina de aquel verano pasaron John Acquaviva, Plastikman, Green Velvet… A la vuelta de las vacaciones, en septiembre del 98 Deep fichó por FSM y comenzaron los viernes y los sábados en el Mercado de Puerta de Toledo en Madrid.

Deep en la sala Divino

Deep en la sala Divino

Detrás de esta pequeña historia inicial creada por Susie K. está un grupo de gente que sabía lo que tenía entre manos y lo que quería ofrecer al público. Uno de estos integrantes es JL Magoya. Argentino de nacimiento, español de adopción, se instaló definitivamente en nuestro país después de haber bebido toda la filosofía de clubs de la escena inglesa, más concreto de la londinense. La explosión del Acid House y de la música dance en general le tocaron de lleno durante su estancia. El equipo de Deep se cierra en 2001 con la incorporación de JL Calvo, aunque llevaba 3 años en contacto con JLM y Susie al trabajar los tres para la misma empresa pero en proyectos distintos.

En el Mercado Puerta de Toledo Deep llena desde el primer día. Las formas cuidadas, una sala elegante y acogedora, y sobre todo una música que despierta los oídos del público. Hay que tener en cuenta que la escena electrónica en Madrid en aquellos años estaba caracterizada por la rutina y Deep le da la vuelta a todo lo conocido hasta el momento. El house aterriza de lleno con una programación arriesgada e innovadora. En aquellos primeros años por la cabina pasaron sus discos nombres tan reconocidos como Roger Sanchez, François K, Matthew Herbert, Erick Morillo, Carl Cox, Lazy Dog (Ben Watt y Jay Hannan), Dj Disciple, Mateo & Matos, Derrick Carter, John Acquaviva y un largo nombre de reconocidos talentos. Algunos de estos discjockeys conocieron Madrid gracias a Deep y Deep es la casa de muchos de ellos. El residente desde el comienzo ha sido JL Magoya, el club es el contacto de JL con el público de Madrid y el escaparate para el resto del mundo. Como compañeros de cabina ha tenido a Jabato, Paco Buggin, y actualmente a Juan Sánchez y Kiko Barba.

Carl Cox y JL Magoya

Carl Cox y JL Magoya

En la programación del Deep no sólo han tenido presencia nombres internacionales, discjockeys como Ángel Molina (residencia mensual), Kiko Barba, Ino y Grobas, Gerardo Niva, Miguel Mendoza, Sideral, Panic, Isaac Indart, son sólo una breve reseña.

Deep abandona el Mercado Puerta de Toledo en septiembre de 2001 tras una serie de desavenencias con FSM. Fue un cambio doloroso porque la vida de Deep estaba muy ligada a dicha sala. Había sido el lugar de muchas noches memorables y el cambio no se antojaba fácil. Deep se trasladó a la Sala Divino, primero con una sesión los domingos que más tarde se fijaría en su ubicación actual, la noche de los viernes.

JL Magoya define así la situación actual: “hoy en día los estilos han evolucionado enormemente y la electrónica está presente en todos los estilos y con todos los productores. Algunos lo llaman Micro House o electronic House. Yo lo llamo Freaky House. O como lo llaman los de Paris, Freak & Chic!! En todo caso, la actitud es retorcer el sonido sobre un beat House, 125 bpm, justo cuando los latidos del corazón se aceleran un pelín pero permiten que la cabeza aun te permita apreciarlo…”

En los nueve años han pasado por muchos procesos de renovación, lo que significa gente nueva, sonidos nuevos y nuevas maneras de entender la escena musical. Deep es una parte esencial de la escena de clubes de Europa, un referente de la escena de Madrid y de España. Después de todos estos años la sensación que queda es que todo lo que ha movido y mueve la escena musical electrónica ha pasado por Deep.

Y no podía faltar Ángel Molina

Y no podía faltar Ángel Molina

Deep 98 by JL Magoya by Deep Club